Dios es fiel

LA FIDELIDAD DE DIOS

El día 20 de Enero del año 2009 fue publicado en internet, en un sitio denominado el “Diario de Akane”, la historia de Cash, que cuenta lo siguiente:

Esto si es fidelidad… un perro permanece 6 semanas junto al cadáver de su amo para protegerlo del ataque de los coyotes…

Es una de esas historias que nos conmueven y nos llegan muy hondo… Su protagonista se llama Cash, y es un pastor alemán, que permaneció desaparecido durante seis semanas. Aunque en realidad el no hacía otra cosa que… seguir siendo fiel a su amo. 

Porque Cash estuvo todo ese tiempo cuidando del cuerpo sin vida de su dueño, que decidió quitarse la vida y así lo hizo. 

 

Cash fue encontrado vivo muy cerca del cuerpo de su amo, Jake Baysinger, un joven de 25 años, que fue dado por desaparecido y finalmente se acabó  suicidando. El perro desapareció al mismo tiempo que Jake. 

Un ranchero encontró al perro en el paraje de Pawnee, y después de unos instantes de búsqueda, apareció el cuerpo de Baysinger junto a una pistola. 

 

La policía cree que Cash pudo sobrevivir comiendo raíces y conejos que pudo capturar. 

Eso sí, Cash estaba muy delgado y deshidratado, aunque finalmente pudo recuperarse bien. Durante todo ese tiempo, Cash protegió el cuerpo de su dueño del ataque de los coyotes que abundan en la región. 

Maravillosa historia de fidelidad, ¿no os parece?

 

(Fuente: Allvoices.com)

 

Al leer esta historia es imposible dejar de pensar que si Dios ha dado esta capacidad de ser fieles a los animales, ¿cuánto más a nosotros?, pero sin embargo, como menciona la biblia: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” (Jeremías 17: 9)

¿Cuánta traición recibe Dios de parte nuestra cada día, cuántas veces lo negamos no queriendo entrar en contacto con Él. Nuestro Señor, amable y paciente, sufre por causa de la infidelidad del hombre y envía una pregunta directo a nuestro corazón: “[…] ¿Qué maldad hallaron en mí vuestro padres, que se alejaron de mí y se fueron tras la vanidad y se hicieron vanos” (Jeremías 2:5)

Si Dios pensara como nosotros lo hacemos probablemente nos pagaría con la misma moneda, pero pese a nuestra poca fidelidad y constancia y pese a esa pálida noción que hay en nuestra mente de lo que significa ser realmente fieles, Dios es fiel, y nos ha dejado con absoluta claridad en su palabra que podemos confiar en Él

 

“Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones” (Deuteronomio. 7:9)

 

Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor

(1° Corintios. 1:9)

Dios es un Dios fiel, es un Dios que escucha, que cumple:

“fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal” (2° Tesalonicenses 3:3)

Mientras dure nuestra vida en esta tierra no debemos temer, porque Dios está de nuestra parte… y Él no se olvida de su pacto con nosotros.

Article by juangutierrezq

Felizmente casado, Fan de , Ingeniero, actualmente trabajando Project Manager y obrero honorífico de sitio @necesitoacristo dot com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.